Madrid, sucia por los madrileños


Colillas a la puerta del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid

Colillas a la puerta del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid

Poco ha cambiado la actitud de los madrileños por el cuidado de la calle en las últimas décadas independientemente de la edad y el sexo.

En una ciudad, donde la suciedad y la desconsideración se ve como normal cómo se puede esperar que la gente recicle, si ni siquiera hay una intención de recogerlo o de depositarlo en una papelera.

Esta semana fui testigo de dos anécdotas que en otro país europeo sería inconcebible y punible.

Una pareja de unos 30 años paseaba a su perro, un pitbull que iba suelto, de camino a un parque madrileño, cuando su mascota se hizo sus necesidades. Otro viandante señaló a la pareja el punto de evacuación y la contestación que recibió fue ‘no te metas en mis asuntos, que no me meto en los tuyos’. Y como no podía ser de otra manera, el regalo se quedó allí para que alguien lo pisara.

En la misma semana, dos señoras con sobrepeso de unos 50 años, salen de un portal, desenfundan los paquetes de tabaco y los envoltorios van al suelo. Otro peatón, les señala ‘que no lo tiren al suelo que tienen una papelera a un metro de distancia’. La reacción de las señoras fue mirar al señor como si hubiera llegado de Marte y continuar tirando los restos a la acera.

Estos dos ejemplos invitan a la reflexión. Ya en los años 60 los europeos, al otro lado de los Pirineos, consideraban a los españoles sucios y orgullosos. Ha pasado más de medio siglo y parece que ni hemos aprendido a respetar la vía pública, ni asimilamos bien las críticas cuando nos reprenden.

Hasta que no se eduque a la ciudadanía a temprana edad para mantener limpia la ciudad, por mucho barrendero y campaña publicitaria que haya, el madrileño será ignorando su responsabilidad menospreciando su entorno y al resto de los viandantes.

¿Tienes algún ejemplo de desconsideración ciudadana sobre la suciedad vial en tu barrio?

Noticias anteriores relacionadas
Colillas y pipas dibujan el suelo español
Nuevo propósito municipal: campaña de limpieza y reciclaje
El botellón prueba que le medio ambiente no va con las generaciones más jóvenes
Con la Navidad las calles se llenan de basura
La basura madrileña que no pasa de la tapa del contenedor

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s