Madrid, sucia por los madrileños


Colillas a la puerta del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid

Colillas a la puerta del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid

Poco ha cambiado la actitud de los madrileños por el cuidado de la calle en las últimas décadas independientemente de la edad y el sexo.

En una ciudad, donde la suciedad y la desconsideración se ve como normal cómo se puede esperar que la gente recicle, si ni siquiera hay una intención de recogerlo o de depositarlo en una papelera.

Esta semana fui testigo de dos anécdotas que en otro país europeo sería inconcebible y punible.

Una pareja de unos 30 años paseaba a su perro, un pitbull que iba suelto, de camino a un parque madrileño, cuando su mascota se hizo sus necesidades. Otro viandante señaló a la pareja el punto de evacuación y la contestación que recibió fue ‘no te metas en mis asuntos, que no me meto en los tuyos’. Y como no podía ser de otra manera, el regalo se quedó allí para que alguien lo pisara.

En la misma semana, dos señoras con sobrepeso de unos 50 años, salen de un portal, desenfundan los paquetes de tabaco y los envoltorios van al suelo. Otro peatón, les señala ‘que no lo tiren al suelo que tienen una papelera a un metro de distancia’. La reacción de las señoras fue mirar al señor como si hubiera llegado de Marte y continuar tirando los restos a la acera.

Estos dos ejemplos invitan a la reflexión. Ya en los años 60 los europeos, al otro lado de los Pirineos, consideraban a los españoles sucios y orgullosos. Ha pasado más de medio siglo y parece que ni hemos aprendido a respetar la vía pública, ni asimilamos bien las críticas cuando nos reprenden.

Hasta que no se eduque a la ciudadanía a temprana edad para mantener limpia la ciudad, por mucho barrendero y campaña publicitaria que haya, el madrileño será ignorando su responsabilidad menospreciando su entorno y al resto de los viandantes.

¿Tienes algún ejemplo de desconsideración ciudadana sobre la suciedad vial en tu barrio?

Noticias anteriores relacionadas
Colillas y pipas dibujan el suelo español
Nuevo propósito municipal: campaña de limpieza y reciclaje
El botellón prueba que le medio ambiente no va con las generaciones más jóvenes
Con la Navidad las calles se llenan de basura
La basura madrileña que no pasa de la tapa del contenedor

 

El mar nos devuelve a nuestro plato el plástico que le arrojamos


Durante estas Navidades antes de consumir en exceso pescado y marisco, podríamos cuestionarnos: si para el 2050 ya se pronostica que habrá más plástico que peces en el mar, ¿qué nos estamos comiendo ya?

Las aguas están llenas de residuos de plástico de todos los tamaños: macro, micro y nanoplásticos. Las partículas de plástico más pequeñas, como es el último caso, incluso atraviesan la piel del pez hacia su interior y debilitan su sistema inmunológico.

Toda esta suciedad arrojada al mar entra en la cadena alimentaria, destruye la flora y fauna a su paso y al final, llega a nuestro plato. El mar devuelve todo lo que le tiras, aunque sea a miles de kilómetros de distancia, como muestra este vídeo de la CNN sobre las islas Midway, un lugar paradisiaco de Hawái.

Midway, a plastic island

 

Tácticas de recogida de envases en Madrid y Valencia


Latas en Carabanchel, Madrid

Latas en Carabanchel, Madrid

Madrid aumenta la recogida de envases

Desde este noviembre, se incrementa en Madrid la recogida de envases de tres a cuatro veces por semana e incluso en domingo. Los plásticos, las latas y el brik que se recogen de los contenedores amarillos se trasladan al Parque Tecnológico de Valdemingómez para su tratamiento.

Asimismo, en nueve distritos de Madrid se añadirá un quinto contenedor de color marrón para los residuos orgánicos.
Sigue leyendo

Tesla: la revolución automovilística que los sectores tradicionales tratan de bloquear


Prototipo de Tesla Model 3

Prototipo de Tesla Model 3

Cerca de 400.000 potenciales compradores han demostrado su confianza en Tesla, la compañía californiana de vehículos eléctricos, al pagar ya un depósito para el ‘Model 3’. Este automóvil será más económico y popular que sus predecesores.

Sigue leyendo

¿El oso polar desaparecerá en menos de 100 años?


Oso polar muerto en Svalvard

Oso polar muerto de hambre en Svalvard, Noruega. Fotografía de Ashley Cooper

Este oso polar murió de hambre en Svalvard, Noruega.

Con el deshielo del Ártico provocado por el calentamiento global, el oso polar ve reducido cada vez más su hábitat y su fuente de alimentos.

Las largas distancias que el ‘Ursus Maritimus’ necesita nadar para llegar a tierra firme, hasta hacerse 400 kilómetros en unos 10 días, reduce su masa corporal en extremo y los agota. Los más débiles y las crías fallecen.

Además la contaminación agrava todavía más su situación, pues están sometidos a pesticidas. Sus presas contienen un alto nivel de toxinas y metales. Todo este cóctel aumenta el riesgo de abortos involuntarios en las hembras.

Sigue leyendo

Navegando una ola tubular entre plásticos


Surfing entre plásticos

Surfing entre plásticos

El fotógrafo Zak Noyle ha captado un momento que siempre nos deja sin aliento, cuando un surfista navega por el interior de una ola, como es en el caso de este surfista indonesio, Dede Surinaya.

Aquí , sin embargo, el asombro lo causa toda la basura y el plástico que acompaña a la ola tubular en Java, Indonesia.

Apaga la luz esta noche


 

Hora del Planeta 2016

Hora del Planeta 2016

La hora del planeta 2016

Nuevo propósito municipal: campaña de limpieza y de reciclaje


ecovidrio

ecovidrio

Madrid comienza a dar señales del propósito ambiental para este año. En los buzones, muchos vecinos nos hemos encontrado con una bolsa para reciclar el vidrio, un detalle generoso y de gran utilidad.

Asimismo, hemos comenzado a ver nuevos carteles para recordarnos que debemos mantener limpia nuestra ciudad, libre de chicles, desperdicios y excrementos. Los mensajes son creativos y con un espíritu divulgativo, pero me temo que poco eficaz, pues las calles de la capital siguen en el mismo estado.

Sin embargo, es de agradecer que ya que las autoridades no ejercen presión económica sobre los autores que ensucian la vía pública, por lo menos se haga evidente que nuestras calles necesitan una atención….y como decía el refrán ‘no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia’. Sigue leyendo