Las fiestas de San Isidro miden el nivel de civismo de los madrileños: muy deficiente


Fuente del Parque de San Isidro antes de las fiestas

Fuente del Parque de San Isidro antes de las fiestas

Antes de las fiestas de San Isidro, el parque de San Isidro aparecía con un despliegue de plantas de temporada en flor como cualquier otra ciudad europea, salvo que necesitaba de una valla de dos metros de altura para protegerla. La protección se mantuvo hasta la víspera de la festividad, para que luciera en todo su esplendor con la celebración del patrón de Madrid.

Fuente del Parque de San Isidro tres días después

Fuente del Parque de San Isidro tres días después

No han pasado ni tres días y el jardín de la fuente del parque de San Isidro parece un páramo; no queda ni una flor. Han robado las plantas y las pocas restantes están pisoteadas.

En Madrid, se habla de la imagen de España y nos gusta ser europeos, pero ejemplos como estos no pasan ni en países del Tercer Mundo. Esa falta de civismo en la ciudad se queda impune. No se combate con educación o con infracciones para que se repitan. La laxitud legislativa es caldo de cultivo para que estos incidentes ocurran todos los días.

El urbanismo no es tan sólo un conjunto de edificios y parques, debe haber un mantenimiento por parte de todos, de cada ciudadano. Sin una educación desde la guardería, sin unas labores sociales y sin infracciones para corregir a los adultos, Madrid será conocida por una de las más sucias y abandonadas de Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s