¿El oso polar desaparecerá en menos de 100 años?


Oso polar muerto en Svalvard

Oso polar muerto de hambre en Svalvard, Noruega. Fotografía de Ashley Cooper

Este oso polar murió de hambre en Svalvard, Noruega.

Con el deshielo del Ártico provocado por el calentamiento global, el oso polar ve reducido cada vez más su hábitat y su fuente de alimentos.

Las largas distancias que el ‘Ursus Maritimus’ necesita nadar para llegar a tierra firme, hasta hacerse 400 kilómetros en unos 10 días, reduce su masa corporal en extremo y los agota. Los más débiles y las crías fallecen.

Además la contaminación agrava todavía más su situación, pues están sometidos a pesticidas. Sus presas contienen un alto nivel de toxinas y metales. Todo este cóctel aumenta el riesgo de abortos involuntarios en las hembras.

Sigue leyendo